Carlos Alonso, la vida de un pintor …


CAM00015 (2)“Yo mismo me he preguntado, porqué ésta tendencia a revivir a partir de obras de otros autores; porqué ésa necesidad de apoyarse en obras del pasado, ya consagradas y respetadas. Puedo decir que es la necesidad indudable de ése respaldo para poder pegar un salto, sin que la aventura sea un salto al vacío; sentir que uno es parte de ésa cadena o un eslabón que viene de atrás y que aspira que siga para adelante; una forma de tomar aliento, de tomar fuerza, bebiendo en fuentes que uno considera legítimas y aún llenas de savia, de vitalidad y de potencia”.

CAM00018 (10)
Ahora podemos hacer cierta literatura sobre los cuadros, cosa que no pasa en el taller. Lo que sí pasa es la frase de Van Gogh cuándo le dice a Theo: “Finalmente me he encontrado a mi mismo? “Soy un perro”. Por eso cuándo dice que su cuarto de Arlés sería ideal con una mujer en la cama y un niño en una cuna, yo me dije: “No te preocupes, yo te la hago, y “así pinte en Casa tomada”

 

Carlos Alonso irrumpió en el panorama artístico en los 60 del siglo XX con vigor inusitado. Sus trabajos sonde las vertientes neofigurativas que desestructuraron el concepto convencional por el de la gestualidad del informalismo, la simultaneidad de la imágen, el uso de la narrativa fílmica, del comic, el pop, la ruptura del plano y el color independizado del dibujo.

 

Todos éstos elementos se conocerán en el Nuevo Realismo, integrándose armónicamente en su producción donde el signo reemplaza lo descriptivo en una obra de función simbólica.

 

En 1950 viaja a Tucumán para formar parte del grupo Spilimbergo en la universidad provincial. En 1957 gana el Primer Premio del concurso para ilustrar la segunda parte de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra ( y la primera parte había sido ilustrada por Salvador Dalí ). En 1968 viaja a Florencia para trabajar en ilustraciones de la Divina Comedia de Dante Alighieri. En 1969 comienza la serie Lección de Anatomía, variaciones sobre la obra de Rembrandt como trasfondo a la ejecución  del Che Guevara con las fotos que se exhiben muerto sobre la mesa de cemento.

 

En el 60 comenzó una vertiente de obras donde integró la simbiosis vaca-hombre con la violencia sobre el cuerpo recurrentes, que inició en 1965 con tres collages contemporáneos con ilustraciones que realizó para el Matadero  de Esteban Echevería. En 1972 retomó el tema que expuso en 1973 en la Galería Giulia en Roma, un mes después después del golpe de Estado de 1976 que presentó en Art Gallery Internacional la muestra llamada “El ganado y lo perdido”. Ese año ae exiló con su hijo y esposa en Roma y en 1977 desapareció su hija Paloma. En 1981 Alonso regresa y se instala en Córdoba hasta la actualidad.

 

Expuso en varias galerías del país y el exterior obteniendo varias distinciones como en la Bienal de La Habana en 1984 donde obtuvo el Premio Orozco, Rivera y Siqueiros. En 1990 en el MNBA con la obra “El pintor caminante” que refiere a la vida Van Gogh para luego hacer el mural “Con los piés en la tierra” para las lunetas de la cúpula de Galería Pacífico en 1994. Actualmente reside y trabaja en Unquillo , Córdoba.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (0)
Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: